Hospital Santo Tomás

La primera mención escrita del Hospital Santo Tomás fue el 11 de abril de 1703, en una carta escrita por Juan Arguelles, el Obispo de la Ciudad de Panamá para el Rey Felipe V de España donde le contaba acerca de una residencia para enfermos desahuciados que fundó y que había estado funcionando desde el día de Santo Tomás de Villanueva, el 22 de Septiembre de 1702 para atender a las mujeres pobres que no tenían lugar para ir.

En 1819, iniciaron la construcción de las nuevas instalaciones para reemplazar el Hospital Santo Tomás.  Este nuevo edificio fue construido en Avenida B.  El nuevo hospital  inició atendiendo solo a hombres como  San Juan de Dios, el hospital para hombres, fue cerrado por el gobierno de aquella época.

El 1 de Septiembre de 1924, un nuevo conjunto de edificios fue construido en la ubicación actual, en la Avenida Balboa, el diseño fue realizado por el Arq. Francés James E. Wright (Ver Samudio D. Leonardo Villanueva Meyer. Pp. 8, Panamá 1964) bajo la administración del  Presidente Porras, quien quería ofrecer al país un hospital nuevo y moderno.

Este hospital fue construido en 5 hectáreas de las cuales 3 son edificios, calles, aceras y estacionamientos y 2 hectáreas eran jardines.  La oposición política del Presidente Porras crítico el proyecto, llamándolo el Elefante Blanco, ya que opinaban que era muy grande para un país tan pequeño.  El tiempo defendió al Presidente Porras, 30 años después, cuando se encontraba en sus últimos días, no pudo encontrar cama en este hospital, por lo tanto tuvo que asistir a un hospital privado donde murió.  El Hospital que las personas decían que era una exageración para el país pequeño, no pudo manejar la demanda.  Aún hoy en día, el Hospital Santo Tomás es algunas veces llamado el Elefante Blanco, pero no de forma despectiva.

Al final del Siglo XX, era obvio que el Hospital Santo Tomás estaba en la necesidad de una renovación mayor, el cuarto a lo largo de la historia.  El complejo hospitalario fue construido con las normas de construcción de la época, con varios edificios independientes que albergaba a los residentes, una sala de maternidad.

Emergencias, administración, ambulatorio, etc.  En el 2000 los planes de modernización iniciaron derribando 5 edificios y reemplazándolos, por 4 edificios nuevos más grandes para ofrecer los servicios más cerca uno del otro.  Algunos edificios fueron evacuados pero se conservaron ya que son considerados monumentos históricos y los planes son seguir progresando y renovándolo como museo u oficinas administrativas para el Hospital.

En el año 2000, se crea el Patronato del Hospital Santo Tomás como entidad de interés público y social sin fines de lucro, cuyo objetivo principal es el de administrar, conservar y proteger las instalaciones del complejo hospitalario Santo Tomás.